Durante el mes de octubre técnico de la Comisión Nacional del Agua, llevaron a cabo un recorrido en la presa Abraham González, en el cual se constató que dicha obra no refleja anomalías estructurales después de los sismos y que su operación funciona normalmente.

La presa Abraham González se encuentra sobre el río Papigochi afluente del río Aros como principal formador del río Yaqui, su cortina es de materiales graduados con una altura de 39.5 metros y un ancho de corona de 10 metros; tiene una capacidad de almacenamiento de 63 millones de metros cúbicos.

Los recorridos del personal técnico de la CONAGUA para la verificación estructural se realizaron el día jueves 6 de octubre del presente año, en el cual se revisaron los elementos estructurales principales como Cortina, Vertedor, Obra de Toma, Taludes, así como, filtraciones y otros indicios que pudieran indicar un efecto en la obra.

De acuerdo con los sismos ocurridos durante el mes de septiembre en las inmediaciones a la presa registrados por el Servicio Sismológico Nacional, mismos que se describen a continuación: De dicha verificación técnica de campo se llegó a las conclusiones siguientes:

  • La cortina con una longitud de 300 metros fue recorrida en su totalidad y no presenta ninguna deformación en las tres dimensiones: vertical, horizontal y longitudinal;
  • Así mismo, el vertedor que está construido con concreto estructural tipo cimacio no presenta ningún daño de agrietamiento longitudinal o transversal, ni filtraciones o desprendimiento del material.
  • La obra de toma tipo torre conformada por dos compuertas una de servicio y una de emergencia no sufrieron ninguna anomalía en los mecanismos de operación, así mismo, en canal de descarga no se observan agrietamientos, ni filtraciones ni losas dislocadas;
  • Los taludes de la cortina tanto aguas arriba como aguas abajo no refleja hundimientos, deslizamientos ni corrimiento su superficie.
  • No surgieron filtraciones nuevas en ningún elemento estructural.

Existe una filtración natural de origen ubicada al pie de talud en la margen derecha, la cual no refleja variaciones en su caudal asociadas a los eventos de sismos.