El grupo patronal señaló que la estrategia de seguridad del presidente de México no ha mostrado los resultados esperados.

La estrategia de seguridad del presidente Enrique Peña Nieto ha fracasado, ya que los índice de violencia, crímenes y delitos siguen creciendo desde que inició la administración a la fecha, aseguró Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“A 4 años el diseño instruccional para combatir la inseguridad no ha dado los resultados esperados”, afirmó el representante patronal, quien estaba respaldado y acompañado por 77 empresarios y miembros del Consejo Técnico de la Coparmex.

“Somos muchos más los mexicanos, que vivimos en paz y queremos una paz social, demandamos de las autoridades cumplan con la seguridad”, manifestó.

Este comentario se suma al llamado que hizo el 12 de octubre el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) sobre un pacto de seguridad  y justicia.

Aquí la historia completa: Empresarios, preocupados por la inseguridad en México

Según el dirigente patronal, en 2015, se cometieron 33 millones de delitos, los cuales costaron 236,000 millones de pesos a los mexicanos, que todo los días sufren robos, asaltos, secuestros, levantones, entre otros delitos más.

Los tres delitos de mayor frecuencia sufridos por los mexicanos son el robo, asalto en la calle y transporte público, así como la extorsión, agregó.

“En la mayoría de las entidades prevalece una cifra mucho mayor de delitos, que es la cifra negra, y subsisten los secuestros que anualmente son 102,263 casos”, dijo.

La inseguridad es la principal preocupación de los mexicanos, incluso está por encima del desempleo y la pobreza que lacerantes, comentó de Hoyos Walther. “Dar seguridad es una de las obligaciones primordiales del Estado y no se trata de la más sentida de las demandas ciudadanas”, expresó

Las empresas mexicanas y extranjeras  destinan 110,000 millones de pesos para contratar o adquirir servicios de protección de la violencia e inseguridad, agregó el empresario, quien plantea cinco estrategias para reducir los niveles de criminalidad en México.

“Aproximadamente 33.6% de las unidades económicas, de los empresarios y empresas fueron víctimas de algún tipo de delito: Y aquí la cifra negra alcanza el 88% de las compañías han sufrido un delito”, expuso.

Te interesa: Inseguridad cuesta 236,800 mdp a mexicanos

El empresario está preocupado por la desaparición del Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y Delincuencia del presupuesto de egresos de la federación de 2017, lo cual generará que se disparen los delitos.

Entre ellas está crear una vez más la Secretaría de Seguridad Pública, lo cual permite separarla de la Secretaría de Gobernación (Segob) y de todo el entorno político generado por la posible candidatura a la presidencia de Miguel Osorio Chong, titular de la entidad pública, señaló. “Se necesita separar el combate de la inseguridad de las funciones de la Secretaría de Gobernación”, ya que la concentración de la política y la estrategia de seguridad fue un error y debe ser transformado, expresó el presidente de Coparmex.

A 4 años de distancia se requiere de una Secretaría de Seguridad Pública, que tenga única finalidad el combate a la inseguridad y delincuencia en México, añadió de Hoyos  y pidió un plan emergente de seguridad para Tamaulipas, Michoacán, Veracruz y Guerrero.