En Casas Grandes las paredes que guardan la historia de la cultura de Paquimé permanecen en ruinas, pero en Ciudad Juárez uno de los hogares que formaron parte de uno de los pueblos más representativos de Oasisamérica se ha erguido dentro del Museo de Arqueología de El Chamizal (March) para traer una nueva experiencia museográfica a los juarenses.

La estructura aún no está lista, sin embargo, los muros, las entradas, el sistema de drenaje, son los resultados de la primera fase de este proyecto financiado con recursos del Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH).

La coordinadora del March, Seidy Medina Galván, comentó que “cuando inició esta administración se comenzó a ver qué podíamos hacer para complementar y ampliar su museografía, y ver mejoras en sus espacios, en ese afán de ver que podíamos hacer nuevo para la gente, nos pusimos en contacto con el INAH, con sede en el estado de Chihuahua”.

“Tuvimos la suerte de poder hacer contacto con el antropólogo Jorge Carrera y le platicamos del museo; él nos hizo ver que este es un museo de arqueología y en donde nada más estamos viendo lo que son la culturas de Mesoamérica, y si nosotros florecimos en la zona de Aridoamérica, porqué no complementarla con Oasisamérica”, explicó la encargada del museo.

Así fue como se comenzó un proyecto, donde el museo que sólo se enfocaba a las culturas mesoamericanas, volteó a ver otros pueblos importantes de la zona donde poblaron los mogollones, de donde se tiene como ejemplo al pueblo que más floreció: la cultura de Paquimé.

La construcción de la réplica de la vivienda de la zona arqueológica de Casas Grandes, comenzó a erguirse a finales del año 2014 bajo el mando de la arquitecta Alba Luz Maines.

En la estructura de adobe, estuvieron trabajando 40 personas, para construir la estructura con materiales completamente naturales, como el heno, tierra y agua; ésta se irguió imitando la manera en que los indios mogollones construyeron sus viviendas cerca del año 1000 d.C., por lo cual se construyó con una técnica llamada apisonamiento, donde utilizan un pisón con el que se empieza a aplastar el adobe para crear bloques.

La casa de Paquimé quedó terminada en febrero de 2015, y ahora la construcción de dos pisos, forma parte de las figuras exhibidas en el jardín del March.

De acuerdo con la coordinadora, aún faltan detalles de electricidad y equipamiento de museografía, los que serán abastecidos con los recursos de que se recibieron nuevamente del INAH; con ellos, destinados principalmente a otras secciones del museo, se podrá culminar la segunda etapa de la exhibición, aunque no se adelantó una fecha tentativa de inauguración.

Medina Galván dijo que “la réplica es a escala uno a uno, donde la gente pueda conocer cómo vivieron, y puedan entrar y darse cuenta de los espacios de la construcción”.

Para saber…

Entrada: gratuita.

Días y horarios: Martes a sábado: 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde

Domingo: 11:00 de la mañana a 5:00 de la tarde

jrubio@redaccion.diario.com.mx